• Carolina Quiroga-Stultz

22 - Narrativas Precolombinas


El mundo de los Aztecas, al igual que el de otras culturas Mesoamericanas, fue creado en varios intentos. Cada vez que los dioses estuvieron en desacuerdo, el mundo tuvo que ser creado de nuevo. En el epílogo exploramos las teorías asociadas con el posible significado de este mito de creación y cómo esta historia parece ser más un recuento histórico que un simple cuento.

#Mitología #Nahua #Azteca #Tolteca #Teotihuacan #Quetzalcoatl #Tezcatlipoca #antiguosdioses #mesoamerica #historia #conquista #Nezahualcoyotól #poesía #narrativasindigenas #narrativasnativas #literaturaindigena #evolución, #CharlesDarwin #CambioClimatico #BernardinodeSahagun #Nahuatl #Mictlantlecultli #Mictlan #Creación #México

Fuentes:

1. Pre-Columbian Literatures of Mexico. Miguel Leon Portilla. Translated from the Spanish by Grace Lobanoy and the Author. Published by the University of Oklahoma.

2. Leyenda de los Soles continuada con otras leyendas y noticias. Relación Anónima escrita en lengua mexicana. Año 1558. Publicada por la Universidad Autónoma de Nuevo León. PDF: http://cdigital.dgb.uanl.mx/la/1080012504/1080012504.

3. PDF PDF with slices from the Códice Chimalpopoca. UNAM, Mexico, 1992. URL: https://pilaricahistoria.files.wordpress.com/2015/08/leyenda.pdf

4. The fifth sun, with ancient Mexican history and astronomy. Volume 2 Issue 6 - 2018. Zoltan Andrew Simon, Geologist and land surveyor with diploma. Canadian Hungarian amateur scholar. Canada. Published in the Arts and Humanities Open Access Journal.

5. The Nahua Myth of The Suns. History and Cosmology in Pre-Hispanic Mexican Religions. Wayne Ellet. Miami University, USA. Numen, Vol XXIII, Fasc. 2.

6. Can the position of the moon or the planets affect seismicity? Are there more earthquakes in the morning/in the evening/at a certain time of the month? USGS Science for a changing world. URL:https://www.usgs.gov/faqs/can-position-moon-or-planets-affect-seismicity-are-there-more-earthquakes-morningin-eveningat-a?qt-news_science_products=0#qt-news_science_products

7. Climate Shocks. Swings between wet and dry landscapes punched some of our ancestors toward modern traits-and killed off others. Peter B. DeMenocal. Magazine Scientific American. Volume 28, Number 4.

8. Trece Poetas del Mundo Azteca por Miguel León-Portilla. Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Históricas. 1978. URL: http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/publicadigital/libros/trece_poetas/mundo_azteca.html

9. Humanity has wiped out 60% of animal populations since 1970, report finds. Journal The Guardian. Damian Carrington. Oct 2018. URL: https://www.theguardian.com/environment/2018/oct/30/humanity-wiped-out-animals-since-1970-major-report-finds


LOS CINCO SOLES


Un poema de Nezahualcóyotl


Percibo lo secreto, lo oculto: Oh vosotros señores! Así somos, somos mortales de cuatro en cuatro nosotros los hombres, todos habremos de irnos, todos habremos de morir en la tierra…

Como una pintura nos iremos borrando. Como una flor, nos iremos secando aquí sobre la tierra. Como vestidura de plumaje de ave zacuán, de la preciosa ave de cuello de hule, nos iremos acabando… Meditadlo, señores, águilas y tigres, aunque fuerais de jade, aunque fuerais de oro también allá iréis, al lugar de los descarnados. Tendremos que desaparecer, nadie habrá de quedar.


**

INTRO

**

Historia adaptada por Carolina Quiroga-Stultz


*Recuerda que si vives en los Estados Unidos puedes adquirir la versión en inglés en el siguiente enlace


Después de que la tierra fuera estirada sobre las aguas y fuera transformada en valles y montañas, los espíritus reunieron la luz para crear el sol y terminar la oscuridad.


Sin embargo, ahora los espíritus se preguntaban: ¿Quién cargaría el sol a sus espaldas?


Tezcatlipoca, quien era muy fiero como los ocelotes, ósea los jaguares, exclamó: ¡Quien más va a ser sino Yo, el más fuerte de los espíritus!


Y sin consultarle a nadie lo que tramaba, Tezcatlipoca le arrebató la bola de luz a los espíritus, la ató a su espalda y saltó hacia los cielos en una zancada.


Los espíritus pensaron: ¡Qué más da! ¡Dejémoslo! ¡Tezcatlipoca es fuerte! De no hacerlo, arriesgamos la muerte.


Y así, los espíritus, ignoraron lo que el atrevido había hecho, continuaron con su trabajo y crearon a las primeras personas.


Pero los primeros humanos que hicieron les quedaron con manos enormes, cabezas gigantescas y pies descomunales. Eran unos gigantes y no exactamente muy estables.


Eran tan grandes que cuando tropezaban, se caían y rodaban, prácticamente por el piso andaban. Ni podían rascarse las rodillas, si se agachaban, caían y se golpeaban la barbilla.


Para empeorar el asunto, el sol de Tezcatlipoca no era muy brillante, creaba más sombras que destellos de luz constante.


Cansados de eso, los espíritus le dijeron a Tezcatlipoca que bajara de los cielos pero él se negó a lo que le pidieron. Impaciente con la pataleta de su hermano, Quetzalcóatl le tiro un palo.

Y así derribó a Tezcatlipoca, quien cayó de narices en el océano. El sol caído estaba tan furioso que se transformó en un jaguar, atravesó las aguas y se comió a los gigantes que corrían sin mirar atrás.


Y ese fue el final del primer Tonatiuh, el Sol Nahui Ocellotl, el Sol 4 Jaguar.


**


Después de tan trágico fin, los espíritus tuvieron que comenzar de nuevo con su plan. Esta vez, las nuevas personas que crearon ya no rodaban por los suelos. Eran de un tamaño normal, como tú, como yo.


A continuación, los espíritus hicieron un segundo disco solar. Esta vez, sin la ayuda de Tezcatlipoca, quien estaba en una esquina refunfuñando su derrota.


Sin embargo, el nuevo sol era tan débil que todos alcanzaron a escuchar la crítica de Tezcatlipoca: ¿Y qué creen, que ese sol, funcionará de maravilla? Ya veremos si lo logran mover más de una milla.


Quetzalcóatl ignoró el resentido comentario de su hermano pero Tezcatlipoca pensó ¡El momento ha llegado!


Así que Tezcatlipoca corrió y empujó a su hermano al suelo. Pronto los dos espíritus luchaban a duelo.


La pelea creó fuertes vientos huracanados que dieron nueva forma al mundo y barrieron al nuevo sol en un segundo. Aquellas personas que enfrentaron a los vientos, acabaron torcidos o barridos en un aliento.


Los espíritus supieron que este lote de humanos jamás se recuperaría. Así que transformaron a estas jorobadas personas en ozomahtlis, es decir, en monas saltarinas.


Y ese fue el final de segundo Tonatiuh, el Sol Nauhuecatl, el Sol 4 Viento.


**


Por un tiempo, Quetzalcóatl y Tezcatlipoca hicieron las paces. Un nuevo sol y nuevo grupo de humanos fueron creados. Y todo parecía funcionar a la perfección, hasta que los espíritus tuvieron que cambiar de opinión.


Un día, los espíritus fueron a darle una vuelta a su creación, pero encontraron que los humanos se habían vuelto perezosos con su nación. Los espíritus estaban tan enojados que quemaron el nuevo sol hasta que explotó y una lluvia de fuego cayó.


Aquellos que huyeron corriendo, fueron convertidos en xuehxolotls, en pavos, y eso fue lo que les pasó.


Y este fue el final del tercer Tonatiuh, el Sol Nahui Quiyahuitl, el Sol 4 lluvia de Fuego.


**


Finalmente, se decidió que la esposa del dios de la lluvia, debería ser el nuevo sol pero esa fue una decisión muy tonta, ya que la diosa no hacía más que llorar a cada hora.


La llamaron el sol de agua pues llovía todo el tiempo. Las personas se estaban enloqueciendo, tan solo podían comer pasto y ver la lluvia caer, hasta que un diluvio arrasó todo en su correr.


Aquellos que flotaron fueron convertidos en michin, es decir en pescados. Solo un hombre y una mujer sobrevivieron a dicha suerte, pero los espíritus les advirtieron duramente: No se atrevan a comerse los michin, los pescados, recuerden que alguna vez ellos fueron sus paisanos.


Pero la pareja no pudo resistir la tentación. Y por eso fueron convirtieron en perros que salieron corriendo por los cerros.


Y este fue el final del cuarto Tonatiuh, el Sol Nahui Atl, el Sol 4 Agua.


**


Pero el mundo aún estaba a oscuras. El poder de un verdadero sol aún no había sido concebido.


Entonces, el Señor de los Caracoles se ofreció a ser el nuevo disco solar, pero como era tan vanidoso, los espíritus llamaron a un segundo candidato al altar. Era Nanahuatzin, un espíritu pobre y enfermizo, sin mayor mérito desde su bautizo.


Los espíritus crearon un fuego sagrado para el sacrificio de los participantes. Quien quisiera ser el nuevo sol, debería entregarse al fuego cuanto antes. Nanahuatzin y el señor de los Caracoles, rezaron y ayunaron para el sacrificio.


Luego el vanidoso señor exclamó: ¡Yo soy el perfecto para este oficio!


Pero cuando el momento llegó, el Señor de los Caracoles se acobardó. Nanahuatzin el espíritu pobre y enfermizo no dudó, saltó en la pila de fuego y se entregó a su destino.


Oh, el Señor de los Caracoles estaba tan avergonzado que saltó después de un rato con la esperanza de restaurar su reputación de inmediato. Los espíritus esperaron por un momento y luego vieron dos soles levantándose en el horizonte.


¿Pero cuantos necesitamos? Solo imaginen los veranos con dos brillantes y calurosos soles. ¡Estoy de acuerdo, con uno solo basta! Sabiendo esto,


Tezcatlipoca tomó un conejo que pasaba por allí, lo lanzó a los cielos golpeando al señor de los caracoles, reduciendo su brillo hasta que quedó medio blanco y amarillo.


Ahora el mundo tenía una metztli, una luna y un Tonatiuh, un sol. Pero este no es el final de la historia. Los cuerpos celestes no tenían movimiento. Quetzalcóatl y Tezcatlipoca supieron que debían hacer al respecto.


Al instante ambos espíritus saltaron a las llamas. Uno se convirtió en la energía que mueve el sol y determina nuestros días alrededor; mientras que el otro se convirtió en la energía que mueve la luna y la cuenta de los meses.


Y este es el ciclo en el que vivimos hoy día, el quinto Tonatiuh, el Sol Naui Ollin, el Sol 4 Movimiento.


Y si se preguntan ¿qué pasó con los humanos durante este ciclo? Los huesos fueron reciclados pero esa es una historia que les contaré en otra ocasión.


Epílogo


Muy bien queridos y queridas oyentes, es hora de hablar acerca de la narración. Una historia que algunos simplemente la han catalogado como un mito de creación Azteca, pero la realidad es mucho más compleja.


Comenzando con el hecho de que es una narrativa sagrada alrededor de la cual se formaron los sistemas políticos y religiosos de muchos de los pueblos Mesoamericanos. En el libro Literaturas Pre-Colombinas de México, Miguel León-Portilla nos dice que el gran mito contado por los Nahuas y otros nativos, es quizá la pieza de poesía pre-hispánica más antigua.


De hecho legendas similares que fueron recogidas en lenguas diferentes, sugieren un origen común.


E incluso cuando el texto ha sido traducido en lenguas contemporáneas, aún conserva el estilo rítmico, la expresión y el color original. Igualmente el autor indica que estos textos fueron memorizados en centros de aprendizaje pre-hispánico y recitados durante los festivales religiosos.


En otras palabras, estas narrativas no fueron contadas alrededor de una hoguera con el propósito de entretener, sino para invocar a los dioses.


Igualmente Portilla enfatiza en que el mito muestra una preocupación por el detalle, expresando una idea desde diferentes perspectivas. Y junto a esta atención a los detalles, también aparece el concepto del todo en el cual las pequeñas cosas son significativas.


Lo que a veces parecen ser detalles concretos, como flores, una canción, el plumaje del quetzal, el jade o piedras preciosas, son metáforas que expresan sutiles abstracciones.


Creo que es tiempo de tirar al traste la idea de que estas antiguas narrativas son cuentos para niños o simples creencias paganas. Por el contrario son expresiones artísticas de literatura, de un sistema espiritual y religioso, de una manera filosófica de interpretar el mundo.


Aún más importante, eran recuentos históricos de la evolución cultural y política representados en el entendimiento medio ambiental del mundo en el que vivieron.


Antes de ahondar en las teorías sobre cuál podría ser el significado de la narrativa de los Cinco Soles, vamos a hablar un poco sobre el número de eras o soles.


Fuentes Nahuas tienden a estar de acuerdo en que hubo cinco eras regidas por soles de diferentes elementos, es decir: el agua, la tierra (representado por el jaguar), el fuego, el aire y el movimiento.


Sin embargo, estas fuentes no son las únicas que nos hablan sobre periodos cosmológicos de la evolución de una cultura en Mesoamérica. Otros textos, como el Popol Vuh y el Chilam Balam, de origen Maya, nos hablan de cuatro periodos cósmicos, no de cinco.


Más aún, Wayne Ellet en su artículo: "The Nahua Myth of The Suns" - El Mito Nahua de los Soles, nos dice que los primeros misioneros que llegaron a las Américas recogieron las creencias, prácticas, costumbres e instituciones de las religiones del centro de lo que es hoy México.


Lo cual resulto en la recopilación de más de veinte variantes del mito de los soles en tan solo cien años después de la conquista. Entre los misioneros estaban Andrés de Olmos, Bernardino de Sahagún, Diego Duran, Toribio de Motolinia, Gerónimo de Mendieta y otros cronistas.


Por ejemplo, Ellet dice que Bernardino de Sahagún recogió su información después de cuestionar informantes nativos y luego lo verificó al consultar otras fuentes en otras locaciones. Don Bernardino, fue como una primera versión de un periodista. Por su parte, Diego Duran tradujo directamente de la historia nativa.


Otras fuentes, como la Leyenda de los Soles y los Anales de Cuautitlán, fueron escritas como comentarios acerca de las pinturas nativas por pupilos bilingües y trilingües que habían sido entrenados en las escuelas de los misioneros.


Y por supuesto, otras versiones tienen fuertes influencias cristianas que aparentemente trataban de presentar las tradiciones locales bajo una luz más favorable. Asumo, que para no espantar a las audiencias europeas.


Como resultado de todas estas múltiples versiones, el número de eras del mundo descritas en las diferentes versiones varían entre tres y seis; y hasta la longitud de cada era o la suma de todas varia también.


Por lo tanto, la historia que acabaron de escuchar es mi adaptación literaria de una de las versiones más conocidas.


Recuerden que pueden conseguir el libro de mi versión de la historia "The Hungry Goddess and the Five Suns" -La Diosa hambrienta y los cinco soles, en nuestra página web www.trescuentos.com.



El libro fue ilustrado por el artista México-Americano Emmanuel Valtierra quien ha estudiado la forma en que los antiguos mexicas ilustraban sus libros pictográficos. Por el momento solo estamos haciendo distribución en Estados Unidos.

Y esa fue la cuña publicitaria del día, continuemos con las cinco eras y cuánto duraron. Quizá la suma de todas las eras nos dé una idea de que tan antigua es la historia.

Wayne Ellet nos indica que en la versión escrita en 1543 por el cosmógrafo Jean Thévet, Histoyre du Mechique, cada era duró 23 años. Mientras que en la Leyenda de los Soles escrita alrededor de 1558 por una fuente anónima, solo la primera era duró 676 años. Y en el Códice Vaticanus B, traducido por Eduard Seler y publicado en 1902, la duración fue de 5042 años. O sea que, ni en la longitud de cada era, las versiones no se ponen de acuerdo.


Ellet también indica que en una variante la destrucción de las pasadas eras fue debido a los vicios de sus habitantes, mientras que en otra variante, la destrucción fue causada por la falta de alimento.


A pesar de todo, la mayoría de las fuentes acuerdan que por lo menos hubo cuatro eras cósmicas, que la quinta es la última, y que cada era terminó con un cataclismo en el cual hubo una destrucción masiva o hubo una transformación de la población.


Ahora, brevemente miremos la duración de cada era de acuerdo con el Códice Chimalpopoca, el cual es conocido por ser una fuente bastante confiable. Pueden encontrar un cuadro más detallado en la página de la transcripción de este texto, es decir en nuestra página web.



Del Códice Chimalpopoca sabemos que la primera era duró 676 años y acabó con la extinción de los gigantes la cual duró otros 10 años. La segunda era duró 364 años y terminó con unos terribles vientos. La tercera tuvo una duración de 312 años y terminó con una lluvia de fuego. La cuarta duró 676 años y terminó con una larga inundación de 52 años; a esto hay que agregarle otros 25 años en que se desata la ira de los dioses contra el único par de supervivientes.


Hasta aquí la suma de la cuenta de las cuatro eras nos da aproximadamente 2115 años. La quinta era no la podemos agregar a la suma porque aún estamos viviendo en ella.


Para aquellos que conocen algo sobre la historia de los aztecas, la suma de más de 2000 años no tiene mucho sentido. El imperio Azteca inicio alrededor de 1325 al 1345 D.C y cayó con la conquista de los españoles en 1521.


Por lo cual, podemos asumir que hubo un error en el proceso de recolección o de interpretación de la información, o la historia es más antigua que los aztecas. Y ellos, como astutos políticos y conquistadores vieron una gran oportunidad al apropiarse y adaptar la historia de acuerdo a sus necesidades y ambiciones políticas y religiosas.


Quizá sabían que la historia de por sí, contenía un mensaje poderoso que podía darles credibilidad y legitimar a esta joven cultura ante los ojos de aquellos que intentaban conquistar.


En otras palabras, esta historia pudo haber sido heredada de los Toltecas, los Teotihuacanos, los Mayas o de otras culturas más antiguas como los Olmecas. Ciertamente las historias son inmortales.


Continuemos ahora con los posibles múltiples significados de la historia. Wayne Ellet nos dice al respecto que la mayoría de los estudiosos acuerdan que la historia sobre las edades del mundo, es una alusión a las etapas de una cultura y que cada nueva era representa una etapa de progreso cultural. Por tanto, el quinto sol es la síntesis del progreso alcanzado en las eras anteriores. Este sol es visto como el más avanzado y superior de los soles o eras.


Pero esta no es la única teoría presentada por los investigadores, Wayne Ellet menciona que hay otras interpretaciones acerca del mito:


1- Primero, que la historia es un narración imaginativa acerca de las conquistas y del crecimiento del poder político de las tribus Nahuas, de quien los Aztecas provienen. Recuerdan aquella vieja historia sobre varias tribus que partieron de Aztlán y al hacerlo se hicieron nómadas, a quienes otros grupos llamaron chichimecas. Una vez los aztecas y otras tribus Nahuas aseguraron su poder en Mesoamérica, buscaron reescribir su historia y sus orígenes, asegurándose de alinearla con la historia Tolteca. Quienes a su vez, siglos antes habían llegado a la región, la habían conquistado y habían construido su increíble civilización. Una hazaña que los Aztecas de alguna manera buscaban emular.


2- Segundo, que esta historia muestra el éxito gradual de un nuevo culto solar y un nuevo sistema religioso. Entonces, las cuatro primeras eras, eran como las historias del Antiguo Testamento y el quinto sol es como un tipo de nuevo testamento que inicia con el sacrificio de los dioses en Teotihuacán.


3- Tercero, que es una alegoría a la progresiva liberación del espíritu, simbolizando el ciclo de vida de un individuo desde la infancia hacia la madurez. Esta explicación literalmente escapa a mi entendimiento. A menos, que veamos a los gigantes como indefensos bebes, los micos como los niños, los pavos los como adolecentes y los pescados como los jóvenes adultos; y que los cataclismos que acabaron con cada era son las transiciones de las etapas de crecimiento humano. Ni idea.


4- Cuarto, que es una evolución simbólica de la agricultura. En algunas versiones se menciona el alimento que las personas comieron en cada era pero no hay evidencia del desarrollo de cultivos. Tan solo se menciona el tipo de comida disponible o lo que las personas escogían comer. Aunque quizá podamos verlo como la evolución de una dieta alimenticia, lo cual podría tener implicaciones evolutivas, pero ese es otro cuento.


Por otro lado y para hacer la cuestión más compleja, Ellet dice que la secuencia de las eras del mundo es presentada de forma disyuntiva. Que cada era es autónoma y no hay un cambio interno o desarrollo hasta que el disco solar o la era son destruidos y reemplazados.


En otras palabras, en cada era, la especie humana comienza de nuevo. Excepto por aquella vez en que Quetzalcóatl va al inframundo a traer los huesos de las personas que habían perecido anteriormente, para que puedan vivir durante el quinto sol. Un cuento que les contaré al final de episodio.


Así mismo, los únicos periodos de transición son aquellos marcados por el caos, las inundaciones, las luchas, los terremotos y la oscuridad. Así que, la historia no parece seguir una secuencia lineal o circular en términos humanos. Además, en ninguna versión nos dicen qué les paso a las personas que fueron convertidas en animales.


¿Acaso sobrevivieron a la siguiente era? De no ser así, ¿para qué perder el tiempo en transformarlos en animales? A menos que darles muerte después de transformarlos significara un castigo extra. Y en caso de que sí sobrevivieron, entonces ¿podríamos hablar de una continuación de la especie animal? La historia no nos dice nada al respecto.


Todo esto para decir que no parece haber evidencia de la evolución de la especie humana en la historia. Recordemos que la ciencia nos ha enseñado que la especie humana evoluciono de los simios, no de la otra manera. A menos, de que la transformación sea una alegoría a la antigua creencia en los Nahuales, el espíritu animal de cada persona.


Me atrevo a decir que cuando la historia menciona la transformación de las personas en diferentes animales, de alguna manera nos acerca a la idea de nuestra relación con otras especies. Si han visto el programa Cosmos en Netflix del astrofísico Neil deGrasse Tyson, ya sabrán que la ciencia ha demostrado que compartimos ADN con las demás especies del planeta, incluyendo los árboles.


Y ahora que nos hemos montado el tren de la especulación, voy a abordar el tema de la secuencia lineal evolutiva. Si dibujan una línea recta por cada era tendrán que detenerse cuando sucede cada cataclismo e iniciar de nuevo dibujando otra línea para la siguiente era. Con base en esto, algunos podrían argumentar que la evolución de nuestra especie humana no sucedió bajo dicho tipo de abruptas interrupciones. Es decir donde la especie humana había de ser creada desde cero cada vez.


Pero recordemos que los científicos han encontrado especies humanoides cuyo linaje se extinguió. Las cuales pudieron haber contribuido a nuestro linaje pero no lograron mantener su propia continuación.


Tomemos como ejemplo el linaje ancestral de "Lucy", Australopitecus afarensis y otros dos grupos distintivos. Uno de ellos tenía cerebros grandes y fueron algunos de los primeros miembros de nuestra familia. Pero no llegaron tan lejos como el Homo Erectus porque no lograron adaptarse al cambio climático. Básicamente, no tenían una dieta flexible, sólo comían hierba y alimentos similares. Mientras que el Homo Erectus, nuestro ancestro común, además de tener un cerebro grande, era más flexible con sus opciones alimenticias y esto incluía la carne.


Ahora, yo no estoy diciendo que la historia de los Cinco Soles representa la teoría de la evolución de Darwin pero creo que nos da unas pistas desde la perspectiva climática.


En el artículo, "Climate Shock"- Choque climático- por Peter B. deMenocal publicado en la revista Scientific American, en el otoño 2019, sabemos que un número creciente de científicos cree que los cambios climáticos jugaron un rol importante en la evolución de las especies.


El autor nos recuerda que la teoría de Darwin en pocas palabras nos dice que "la desaparición de un alimento favorito, o el remplazo de una larga estación de lluvia por una de sequía, crea presiones que conllevan a la adaptación, extinción o a la evolución de especies diferentes."


En el libro de Darwin " El origen de las especies", se dice que las estaciones de frío extremo o sequia afectan directamente a las especies. Entonces a partir de lo que sabemos de nuestro cambiante planeta, deMenocal dice que los procesos de cambio no fueron sutiles. Durante 540 millones de años, cada una de las cinco extinciones masivas estuvo acompañada de una súbita alteración ambiental.


A lo largo de cada uno de estos eventos, entre el 50 y 90 por ciento de todas las especies perecieron. Pero cada evento fue seguido por el florecimiento de una nueva especie.


El autor continua diciendo, que nosotros los mamíferos, le debemos gratitud al meteorito del tamaño de la isla de Manhattan que golpeó a la península de Yucatán en lo que es hoy México, cerca de 66 millones de años atrás.


Dicho meteorito acabo con los dinosaurios y otras especies menos carismáticas, propiciando una rápida radiación y la diversificación de los mamíferos.


Yo sé que estarán diciendo: pero Carolina esto sucedió millones de años atrás, la historia que nos contaste no puede ser tan antigua. Es verdad, pero mi punto es que nuestro planeta, desde donde sea que ustedes vivan, está en constante cambio geológico y climático.


Por ejemplo, muchos de los huracanes, los terremotos e incendios forestales que han impactado el continente americano en los pasados 100 años, han conllevado a masivas destrucciones y han dejado muchas familias desplazadas.


Para aquellos que han perdido mucho y han migrado, hubo un final abrupto de aquella vida que conocían. ¿Será que dicho trauma causo una evolución anatómica? Probablemente no, pero hay una memoria sobre una era que terminó y una nueva era a la cual las personas fueron forzadas a iniciar en algún otro lugar.


En conclusión, hay una acumulación de experiencia que eventualmente se traduce en una sabiduría, en una memoria que permanece, y esas son las historias, los mitos, los cuentos.


Continuando con el aspecto climático más de uno ya es consciente de que nos encontramos al borde de una era de extinción masiva. La revista The Guardian, nos dice que desde el año 1970 los humanos han contribuido a la extinción del 60% de los mamíferos, aves, peces y reptiles. Desafortunadamente, esta vez no podemos culpar al aspecto cambiante de la naturaleza, pero a nosotros mismos. Las personas no parecen preocuparse al respecto, después de todo los extintos son los animales, no nosotros.


Sin embargo, lo que no nos detenemos a pensar es cuál es el impacto de la extinción animal sobre nuestro futuro inmediato. Así que eso algo sobre lo cual debemos pensar, pero más importante, sobre el cual debemos actuar.


Hay mucho más que podríamos decir acerca de la narración de los Cinco Soles, incluyendo que puede ser un recuento histórico de un viaje que comenzó en Aztlán. Donde cada eclipse de sol total y los desastres naturales asociados a estos, representan la trágica la culminación de las antiguas eras. Y dichos eventos le pueden haber indicado a las tribus Nahuas que ya era hora de comenzar de nuevo en algún otro lugar.


Siendo entonces el quinto sol, el comienzo de un largo viaje que duró cerca de 300 años, hasta que los aztecas fundaron Tenochtitlan.


La verdad es que lo único que tenemos acerca del pasado, son los monumentos, los artefactos, las pinturas y las historias. Algunas de estas parecen producto de la imaginación. Pero en realidad, siguiendo la historia del poema épico de la Ilíada atribuida a Homero es que el alemán Schlieman encontró y excavó la legendaria ciudad de Troya en 1870.


Personalmente, creo cada historia es el viaje cultural de alguien en este caótico y cambiante mundo.


Así mismo, me inclino a creer que las eras previas nos dan pistas de como antiguas civilizaciones Mesoamericanas decayeron en la región, y que la quinta era es la forma como los Aztecas se sumaron a la ecuación histórica. Si prestan especial atención a la escena en la cual los dioses se sacrifican para darle movimiento al nuevo sol, encontramos la justificación para el culto religioso Azteca basado en el sacrificio humano. Pero ese es otro cuento.


Para finalizar nuestro programa, los dejaré con la historia de cómo Quetzalcóatl le regresó la vida a los humanos para que pudieran vivir en la quinta era.


Esta historia esta basada en la versión del libro Literaturas Pre-Colombinas de México por Miguel León-Portilla.


Cuento


Tan pronto como los dioses se reunieron, se preguntaron: ¿Y quién vivirá en el mundo? Los cielos y la tierra ya han sido establecidos, oh! espíritus, ¿quién vivirá en el mundo?


Los dioses Citlalinicue, Citlatonac, Apantecuhtli, Tepanquizqui, Quetzalcóatl y Tezcatlipoca estaban acongojados por el asunto.


Pensaron entonces en reciclar los huesos de aquellos que habían perecido. Así que Quetzalcóatl fue el encargado del asunto y salió hacia Mictlan en su búsqueda.


Cuando llegó, se acercó a Mictlantecuhtli y a Mictlancihuatl, el señor y la señora del inframundo y les dijo: - He venido a recoger los preciosos huesos que guardáis aquí


Mictlantecuhtli pregunto: - ¿Y qué harás con ellos Quetzalcóatl?


Este respondió: Los espíritus están preocupados, alguien debe vivir en el mundo.


Mictlantecuhtli entonces dijo: Muy bien, has sonar mi concha de caracol cuatro veces alrededor de mis dominios y los huesos serán tuyos.


Pero la orden venía con una trampa. La concha de caracol no tenía huecos, no podía ser sonada.


Quetzalcóatl quien sospecho juego sucio, llamó a los gusanos. Quienes vinieron e hicieron huecos en la concha y luego las abejas y las avispas se metieron adentro de la concha y la hicieron sonar.


Al escuchar el sonido de la concha de caracol, Mictlantecuhtli le dijo a Quetzalcóatl: Muy bien, puedes llevarte los huesos.


Pero a lo que dijo eso, Mictlantecuhtli se giró y le dijo a sus servidores: Gente de Mictlan, no lo dejéis tomar los huesos.


Mientras tanto, Quetzalcóatl se apresuraba rápidamente a recoger los huesos de hombres y mujeres, y los amarro todos juntos.


Alarmado por el inminente éxito del recién llegado, Mictlantecuhtli le ordenó a sus servidores: Gente de Mictlan, excaven un hueco grande.


El hueco fue excavado y cuando Quetzalcóatl salía de Mictlan, pasó por el hueco, perdió el balance y cayó en el hoyo.


Quetzalcóatl parecía como muerto. Los preciosos huesos cayeron desparramados por todas partes. El ave de codorniz llegó y comenzó a picotear los huesos y agujerearlos, rompiéndolos en pequeñas partes.


Después de un rato Quetzalcóatl regreso a la vida, triste por lo acontecido y le preguntó a su Nahual: - ¿Qué debo hacer? El perro Xólotl, el nahual de Quetzalcóatl, su alter ego, le respondió: Aunque la empresa ha comenzado mal, debes continuarla como puedas.


Así que Quetzalcóatl recogió los huesos de nuevo, los junto, los amarro y se los llevo a Tamoanchan, el lugar de origen.


Tan pronto llego, la diosa Quilaztli, también conocida como Cihuacoatl, molió los huesos y los puso en el fuego.


A continuación Quetzalcóatl hizo sangrar su miembro e inmediatamente los espíritus Apantecuhtli, Huictlolinqui, Tepanquizqui, Tlalamanac, Tzontemoc y Quetzalcóatl hicieron penitencia.


Y luego dijeron: ¡O dioses! ¡Los macejuales han nacido!


Y por eso es que nosotros los mortales le debemos la vida al sacrificio de los dioses, y como los huesos fueron quebrados en partes más pequeñas, es por eso que no vivimos por siempre.

Créditos

Foreign_Land_Sting – Jingle Punks

Allemande_Sting – Wahneta Meixsell

Songs by Kevin MacLeod: A_Turn_for_the_Worse_Sadness, Crusade_Video_Classica, Final_Count, Decline, All_This_Scoring_Action, Exotics, Gagool, Dreams_Become_Real– (is licensed under a Creative Commons Attribution license)

Tribal_War_Council - Doug Maxwell Media Right Production

Camaguey – Silent Partner

We_Were_Once_Kings - Silent Partner

Far_The_Days_Come – Letter Box

Song_For_Michael – Magic In The Other

0 views